La escalabilidad de la monitorización

Para poder dar respuesta a sus necesidades, las empresas deben disponer de una infraestructura IT que se vaya adaptando en cada momento a los nuevos requisitos. Esto implica que el equipamiento debe crecer según convenga. No siempre hay un crecimiento a través de la infraestructura física de la entidad, también con clouds dedicados a ello.

Si el equipamiento de una empresa tiene que estar preparada para crecer en cualquier momento, la monitorización también se debe adaptar de forma eficaz.

¿Qué factores tiene que considerar una empresa en la escalabilidad de la monitorización?

Añadir nuevos dispositivos.

En el momento que una empresa necesita nuevos dispositivos o aplicaciones, estos se deben monitorizar.

Es clave que la herramienta de monitorización permita agilidad en la incorporación de los nuevos elementos. Esta rapidez aportará disponer de datos lo antes posible y disminuir el tiempo de dedicación del departamento de TI.

Debe ser flexible para poder obtener datos de tecnologías de nueva incorporación y también ser capaz de realizar una monitorización tanto activa como pasiva.

La monitorización activa se ejecuta cuando se solicita al dispositivo los datos que necesita para saber su estado. Por el contrario, la monitorización pasiva se ejecuta cuando es el dispositivo (generalmente a través de traps) el que informa de su estado a la herramienta de monitorización.

Productividad

La productividad de una empresa se puede incrementar gracias a una buena monitorización. Para ello es relevante disponer de una herramienta que facilite la utilización de plantillas que se puedan aplicar al mismo tipo de dispositivo. Ahorramos mucho tiempo al introducir varios elementos de iguales.

Con las plantillas no se tiene que configurar de forma individual los umbrales, la frecuencia de los checks, los usuarios o grupos de usuarios que recibirán las alertas, etc.

Vulnerabilidad y ciberseguridad

La ciberseguridad es un tema que cada día preocupa más a las entidades. Los departamentos TI son más grandes y esto conlleva una gestión más compleja de los accesos a la infraestructura TI.

La monitorización puede ayudar a detectar actividad inusual y avisar de brechas de seguridad y de ataques maliciosos. Además, las alertas se customizan para informar solo a los usuarios que es necesario avisar según que alarma se genere.

Informe

Los departamentos directivos necesitan datos para poder tomar decisiones. Las herramientas de monitorización son una de las fuentes de datos que ayudan a esta tarea. Sobre todo, a la hora de justificar la inversión en recursos TI para la ampliación y mejora de la infraestructura.

En resumen

Una herramienta de monitorización bien configurada y gestionada ayuda a las empresas en su proceso de escalado, en la productividad, en la ciberseguridad y en la toma de decisiones directivas.

Ver más noticias