La importancia del ROI en la monitorización

¿Cómo se puede conocer si una inversión económica es viable o no? Con el ROI (Return on Investiment). Es el indicador por excelencia para cuando una empresa se plantea hacer una inversión económica en algún tipo de recurso (humano, técnico o estructural). Esta métrica se calcula en base al beneficio neto que se obtendrá de la inversión realizada.

Es fácil medir el ROI en recursos humanos: más personal, mayor producción y por lo tanto mayor beneficio.

También en recursos técnicos, a más y/o mejor maquinaria, mayor producción y mayor beneficio.

Pero cuando hablamos de aplicaciones informáticas que no intervienen directamente en la producción de una empresa, ¿Cómo se puede saber el ROI?

Conocer el ROI de las aplicaciones informáticas.

No es nada fácil, incluso se podría decir que es casi imposible calcular que beneficio económico se obtendrá después de la implantación de una aplicación informática como pueden ser el correo electrónico, el ERP (Entreprise Resource Planning), el CRM (Customer Relationship Management) o el CMDB (Configuration Management DataBase).

En estos casos el ROI no interesa. Estas aplicaciones informáticas son tan necesarias en una empresa que no importa el ROI que puedan tener. Se valora cosas como la funcionalidad y las prestaciones.

Ahora bien, ¿Qué pasa si se quiere implantar una plataforma de monitorización en la empresa? ¿Cómo se puede calcular el ROI? Para empezar, el ROI es muy difícil de calcular, como pasa en cualquier aplicación informática. Si a esto le sumamos que no se considera un programa “productivo” para el negocio, las empresas no sienten la necesidad de implantar una herramienta de este tipo.

¿Qué beneficio se obtiene de implantar una herramienta de monitorización?

Los beneficios que se logran con una herramienta de monitorización en una empresa son intangibles.

Por una parte, se ahorra tiempo en la detección de problemas en la infraestructura informática y comunicación, y si se reduce el tiempo también se ahorra dinero. Por otra parte, los usuarios disfrutarán de una mejor experiencia de uso de las aplicaciones y del sistema en general. La herramienta de monitorización no sufrirá cortes o ralentizaciones en la prestación de los servicios informáticos, que se traduce en mayor satisfacción del usuario y mayor confianza hacia las herramientas de la empresa por parte de estos.

Si los usuarios no tienen problemas con las herramientas informáticas que usan a diario, no reportarán quejas al departamento informático. Conseguimos así un ahorro de tiempo tanto de los usuarios como de los técnicos informáticos.

Para terminar, otro de los beneficios intangibles es la tranquilidad que proporciona la monitorización al departamento de informática de la empresa. Con la monitorización los técnicos tienen mayor visibilidad del estado los elementos de la infraestructura.

La monitorización se vuelve invisible.

La paradoja de las herramientas de monitorización: Cuanto mejor sea la monitorización, menos problemas se producirán en la infraestructura informática y comunicación de la empresa. Y por lo tanto la monitorización se vuelve más invisible para el usuario en su día a día. Esto puede llevar a la falsa sensación de que todo va bien, y la monitorización no es necesaria, cuando el que todo vaya bien es precisamente gracias a la monitorización.

Como expertos en monitorización, en Solucions-IM sabemos muy bien la importancia que tiene en el día a día de una empresa. Sabemos como ayudar a las empresas a ahorrar dinero implantando o mejorando los sistemas de monitorización.

Ver más noticias